miércoles, 11 de mayo de 2016

De los días más oscuros...

¿Qué difícil, verdad? Ser tu amiga, tu amante, tu primera persona y tu última. Estar aquí cuando me quieres y cuando me odias. Ser tú y sentir contigo. Qué difícil seguirle el ritmo a tu mente, saber cómo estás con oírte respirar. Es difícil pero se aprende. Y en nosotras hay una provisión natural para toda carencia, una facilidad. Lo difícil se hace sencillo y a veces silencio. Qué difícil se me hace el estar tan lejos. Fíjate, unas estúpidas coordenadas en cualquier mapa de Google. Se me hacen difíciles hasta que escucho tu voz al otro lado. Tu risa es casa. Te escucho cómo haces fácil lo difícil, cómo te esfuerzas en que no note que estás triste para no ponerme triste también y doy gracias por haberte encontrado. Tú: mis primeros auxilios en los días más oscuros.

 

5 comentarios:

Verdades Edulcoradas. dijo...

Qué bonitoooooo!!
Se me han puesto los pelos de punta y todo. Cuánto sentimiento hay en esas palabras. Esa persona puede considerarse muuuy afortunada de que le dediquen esas palabras.
Besotes

Verdades Edulcoradas. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anna Pont dijo...

Gracias!! Verdades Edulcoradas
Me alegro mucho de que te haya gustado y de que te hayas emocionado, pero parte del mérito es tuyo por saber sentir. Sin eso... nada.

Puxa Asturias!! (Era así, ¿no?) ;)

Besos

Verdades Edulcoradas. dijo...

Una vez escuché en algún sitio que los sentimientos son el motor que mueve el mundo. Y que cierto es maja.
Y si, se dice así jajajajajaja. Veo que te has leído el manual indispensable psra ganarte a un asturiano jajaja. Me gusta el blog, me quedare por aquí.
Besos

Anna Pont dijo...

A mí no me cabe duda de que los sentimientos son el motor que mueve el mundo... y añadiría que la voluntad.

Jajajajaja, lo que pasa es que tenía ventaja, viví en Asturias durante un tiempo aunque ya no me acuerdo mucho de las expresiones propias (pero qué paisajes, creo que todavía sigo enamorada...)

Me alegro de que te guste el blog, y claro que sí, ven siempre que quieras!

Besos